PENINSULA VALDES

Península Valdés

INFORMACIÓN CIUDAD

Llegar a Península Valdés es abrir los ojos a los tiempos pasados. Recorrer sus tierras es una experiencia diferente con el paisaje patagónico que deja marca y muestra lo inhóspito de la tierra cuando es inhóspita.

Península Valdés fue declarada Patrimonio Mundial en 1999. La fauna marina que acude a sus costas, Orcas, ballenas, pingüinos, lobos y elefantes marinos, constituyen un espectáculo único. El avistamiento es secuencial, de junio y diciembre, primavera y verano, se disfruta del criadero de ballenas francas australes, llegadas de la Antártida, se quedan durante unos meses y es muy fácil verlas. Hay tres puntos desde los cuales se pueden observar, Puerto Madryn, el puerto más importante, pero queda fuera de la península, a 15 km del parque, en el Área Natural Protegida El Doradillo, se les puede ver nadar desde la orilla y en Puerto Pirámides (a 100 km de Pto. Madryn), el lugar recomendado, se dispone de “gomones” para buscarlas y con muchas garantías de encontrar grupos de ballenas. Si tiene oportunidad haga un avistamiento al atardecer.

Recorrer sus polvorientas carreteras de tierra y cantos rodados, los “ripios”, demuestra quilómetro tras quilómetro que mires a donde mires el horizonte no desaparece nunca. De vez en cuando, aparece un rebaño de ovejas con sus corderos que salen corriendo al oír el ruido del motor o por un grupo de guanacos que saltan los vallados y cruzan las carreteras desapareciendo a toda velocidad. Menos frecuente resultan las yeguadas. Uno se pregunta, ¿de donde sale el agua? Algún molino de viento puede ser la respuesta, pero más sorprendente resulta ver grandes salinas en medio de la nada, por la filtración del agua del océano.

¿QUÈ VISITAR?
GASTRONOMÍA
TRANSPORTE
CONSEJOS
Image

Galeria de imágenes