PUNTA TOMBO

Punta Tombo

¿QUÈ VISITAR?

A 190 km de Puerto Madryn, pasando por Trelew, siguiendo la ruta 3, en un trayecto de tres horas, se llega a Punta Tombo, un saliente en el océano Atlántico, de nada patagónica, donde se concentra una población de 450.000 pingüinos magallánicos que vuelven cada año a anidar en el mismo nido que construyeron en años anteriores.

El paisaje desolador, junto al mar, de un suelo perforado, con nidos hasta un quilómetro de distancia de la orilla marina, por donde se ven a las crías en sus nidos, y los padres o madres caminando hacia o volviendo del mar, formando avenidas y bulevares de pingüinos en dos direcciones contrarias.

Se ven pingüinos incubando los huevos, crías recién nacidas o más desarrolladas, el griterío es continuo y por momentos estruendoso. Merece la pena vivir esta experiencia y conocer un paraje único en la tierra, llegan en oleadas, vienen del sur en la primavera y verano austral (septiembre – marzo), luego vuelven al sur en otoño e invierno (abril a septiembre). El recorrido es largo y muchos perecen. También son las madres las que desaparecen durante semanas para buscar comida para sus crías.

Los machos llegan y preparan el nido, a principios de octubre las hembras hacen la puesta de dos huevos que empollan durante cuarenta días, en ese tiempo macho y hembra se turnan para alimentarse y cuidar el nido. Las gaviotas están al acecho. A finales de marzo, cuando las crías se valen, emprenden el viaje de retorno por el Atlántico.

Se han construido pasarelas para caminar viendo los pingüinos e interactuando muchas veces con ellos y sobre todo para evitar destruir los nidos.

TRANSPORTE
Image

Galeria de imágenes