RIO DE JANEIRO

Río de Janeiro

INFORMACIÓN CIUDAD

Río de Janeiro, "die cidade maravhilosa", con razón por sus playas tropicales y bosques, montañas que llegan al mar, la alegría carioca. una ciudad de contrastes, pobreza y lujo, pero en sintonía, y ¿qué se puede contestar cuando a uno siempre le pregunta, "tudo bem"?

La naturaleza envuelve a Río, las playas, los jardínes, maravilloso el jardín botánico o el parque nacional de Tijuca que deslumbran al visitante. El Jardín Botánico, muy cerca de la laguna Rodrigo de Freitas, es una de las mejores colecciones del mundo de plantas tropicales.

Parque Nacional de Tijuca, está de la ciudad, en el siglo XIX fue una hacienda cafetera situado a la sombra del Corcovado, pero también del Pico del Papagayo y del Pico Tijuca, hay una densa red de caminos que llevan hasta las cascadas Diamantina y Gabriela

La bahía de Guanabara fue descubierta por dos exploradores portugueses Gonçalo Coelho y Gaspar de Lemos en enero de 1502 y pensaron que era la desembocadura de un gran río, por lo que le dieron el nombre de Río de Janeiro (enero). Aquí se fue desarrollando una urbe en un paraje natural incomprable, por eso no es atrevido afirmar que Río es la ciudad más hermosa de Brasil y una de las más bonitas del mundo y no por su arquitectura o diseño urbanístico, sino por situación y la conservación de su naturaleza. La ciudad ha nacido y se ha desarrollado en un bosque tropical junto a una costa muy variada y preciosa, con unas playas increibles y variadas y unas aguas movidas, de un azul variable, con una temperatura calurosa y húmeda en verano (diciembre – febrero) y muy agradable en invierno (julio – septiembre).

Es una ciudad de íconos y naturaleza, esto explica la dificultad de su tráfico y las largas distancias y el tiempo necesario para desplazarse. Por eso, muchos visitantes y también cariocas (los habitantes de Río) suelen actuar allí donde viven. El Pan de azúcar, la Pedra Gavea y el Pico do Perdido son montes, morros, que caracterizan a la ciudad.

Río de Janeiro nació alrededor de la bahía de Guanabara, a la que dan entrada el pico del Pan de Azúcar y el Morro del Macaco. En el interior se encuentra la isla del Gobernador, cocupada por el aeropuerto internacional de Galeao. En Río de Janeiro está la ciudad vieja, el centro histórico, el centro financiero y sus playas. Por eso, empezaremos por las playas. Generalmente los turistas se alojan en una de ellas y es donde hacen su vida para desplazarse a puntos concretos que por encima de cualquier monumento son dos: el Cristo de Corcovado y el Pan de Azúcar, aunque la música y el cine han revalorizado otros puntos que, a lo mejor, no son para tanto. Desplazarse por las carreteras de Río es disfrutar mirando y sorprendiéndose a cada metro que se recorre de las playas que se ven, de los bosques con ese variado de color verde, dependiendo de la estación y de la hora del día y de si ha pasado una tormenta recientemente. Pero además los barrios cambian y sorprenden las calles y los edificios y los diferentes estilos de vida de los cariocas. En Río se han instalado numerosas favelas, algunas son más recientes otras están ahí desde hace muchos años y son barrios de la ciudad.

Cuando llegaba, en barco, a Río de Janeiro, en 1936, escribía Stefan Zweig, Río Janeiro, “la entrada es de una belleza mágica que sobrepasa todas las expectativas, por muy ensalzada que antes haya sido”

¿QUÈ VISITAR?
GASTRONOMÍA
TRANSPORTE
MUSEOS DE INTERÉS
Image

Galeria de imágenes