NUEVA ORLEANS

Nueva Orleans

INFORMACIÓN CIUDAD

Tennessee Williams, en un tranvía llamado deseo dice que “Nueva Orleans no se parece a otras ciudades” y algo tiene de verdad. Desde luego, en un país como son los Estados Unidos es algo diferente. Se le conoce como The Crescent City (“La Ciudad de la Luna Creciente”), The Big Easy (la ciudad donde todo es fácil) o NOLA, acrónimo de New Orleans, Louisiana y es que pocas ciudades tienen un grupo tan grande de artistas como Nueva Orleans; pocas ciudades del mundo conservan su aspecto estando en un lugar tan inhóspito y extenso. Barrida por periódicos huracanes, muy cerca de la desembocadura del río Mississipi, en su delta, junto al lago Pontchartrain, en el golfo de Méjico, es un área insalubre y pantanosa, hábitat de insectos, mosquitos, gambas y caimanes que forman parte de la cultura de la ciudad.

El barrio francés de Nueva Orleans se construyó bajo la administración española de la Luisiana. En 1763, Francia cedió la Luisiana al imperio español y se convirtió en una provincia de la capitanía de Cuba. Tras dos incendios, el Cabildo impuso la construcción en ladrillo y así nació la ciudad, lo que ahora conocemos como barrio francés, con la plaza de Armas, la catedral, el Cabildo y las viviendas con sus famosas balconadas.

La Luisiana fue adquirida por 15 millones de dólares, por el presidente Jefferson, a Napoleón, en 1803.

Nueva Orleans es una de las ciudades más superficialmente alegres donde personas de todas las edades y condición aprovechan el fin de semana para incrementar el bullicio en el barrio francés, antes, como señala el nombre de sus calles, español.

Nueva Orleans fue una ciudad diseñada por españoles, su plaza principal es conocida como Plaza de Armas, abierta por delante al río, con la catedral católica.

No es una ciudad comercial, incluso en muchas zonas, no muy lejos del centro, da la sensación de estar abandonada o deprimida, es una ciudad para la diversión, donde no se contemplan las reglas ni han dejado huella el puritanismo, donde jóvenes estudiantes acuden a pasar sus fines de semana y ciudadanos de todo el mundo pasean y beben.

Esto se desquicia los días de carnaval, mejor en vernáculo “Mardi Grass”, un término francés, que significa “martes de grasa”, para el día anterior al miércoles de ceniza, comienzo de la cuaresma, del ayuno y la abstinencia durante cuarenta días. Durante carnaval las calles están ocupadas, es difícil caminar, muchas personas disfrazadas o la cara pintada, pero repitiendo “Throw me somethin’ mister”, para obtener el mayor número de monedas púrpura, verdes y doradas (doblones). Por eso, ahora se han sustituido por los collares de los mismos colores para lanzarlos a quien te los pida. En Bourbon es frecuente gritar desde los balcones y se contesta desde la calzada, así los collares pasan de unos a otros y las chicas enseñan el pecho desnudo en agradecimiento. Los “krewes” son los organizadores de las paradas y bailes.

Desde dos semanas antes del martes de Carnaval se organiza un desfile diario, pero los más llamativos son durante los últimos cinco días.

Nueva Orleans es historia de la música del siglo XX, aquí nació el jazz y la música llena la ciudad con numerosos instrumentistas y grupos callejeros. Louis Armstrong, ha dado nombre al aeropuerto internacional, y no se necesita mucha imaginación para oír “A wonderfull world” o imaginar un entierro, al son de “When the Saints go marching in”. Pero también NOLA, o Louisiana, es la ciudad que vio nacer a algunos de los mejores escritores norteamericanos Mark Twain, William Faulkner, Anne Rice, Thornton Wilder, Tennesse Williams o Truman Capote.

¿QUÈ VISITAR?
LOS ALREDEDORES
GASTRONOMÍA
TRANSPORTE
UNA CIUDAD DE CINE
CONSEJOS
Image

Galeria de imágenes